Se desarrolla con normalidad la huelga de ATE en 23 hospitales porteños. Continua el paro en el Piñero

Trabajadores de 23 hospitales porteños representados por el sindicato ATE iniciaron hoy con “normalidad” una huelga de 24 horas en reclamo de mayor seguridad, mientras que empleados agrupados en el gremio SUTECBA continuaban con el paro por tiempo indeterminado iniciado en el Piñero tras el retiro de la custodia de la Policía Federal.

En cambio, profesionales del Piñero agrupados Asociación de Médicos Municipales (AMM) levantaron el paro que efectuaban desde el miércoles último en repudio a la quita de la custodia de la Policía Federal, debido a que “se determinó que la guardia (del centro asistencial) está recargada de trabajo”.

Según indicó el titular de AMM en el hospital del barrio de Flores, Ernesto Enrique Paredes, los médicos advirtieron que sólo priorizaron así “la salud de enfermos muy críticos”, al alertar que continuarán en “estado de movilización y asamblea permanente” porque “la inseguridad hace casi imposible el funcionamiento normal del hospital.

En tanto, el cese de actividades también seguía en 24 centros de salud barriales destinados a la atención primaria en zonas de emergencia, al tiempo que personal de seguridad privada contratado por el gobierno de la Ciudad para suplir en parte de la Federal permanecía en 13 de los 33 hospitales públicos porteños, informaron fuentes sindicales.

Además, esta mañana afiliados de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) cortaron el tránsito frente al hospital Durand, situado en la avenida Díaz Vélez 5044 del barrio porteño de Caballito. Por su parte, el secretario general de la sección local de ATE, Rodolfo Arrechea, aclaró ayer que “el problema no se resuelve sólo con reponer a los policías ni con seguridad privada, porque requiere una solución integral”.

El gremialista, quien confirmó el pleno funcionamiento de las guardias en los hospitales, precisó luego que la huelga que se concretaba esta mañana en 23 establecimientos sanitarios porteños fue promovida también en reclamo de otras mejoras “en el sistema de salud”.

En ese sentido, denunció que “falta personal” en los centros asistenciales por lo que existe “un retraso de más de cuatro meses en el otorgamiento de los turnos” y “hay que esperar en algunos casos casi un año para programar operaciones”, para resaltar luego que reclamará también un “aumento salarial de 40 por ciento” para sus representados.

“Estamos planteando que el tema de seguridad es real, pero no se resuelve sólo con reponer a los efectivos policías ni con seguridad privada, porque requiere una solución integral”, enfatizó Arrechea.

El sindicalista, de esta manera, buscó diferenciar el paro que efectuaban esta mañana afiliados de ATE del que realizan en el Piñero desde el miércoles último los enrolados en el Sindicato Unico de Trabajadores del Estado de la Ciudad de Buenos Aires (SUTECBA).

El gremialista, en esa línea, exigió “el aumento inmediato de nombramientos e insumos, además de la construcción de baños públicos en los hospitales”.

Luego, volvió a diferenciar a ATE de SUTECBA al remarcar que el cese de actividades fue impulsado con asistencia de los trabajadores a los establecimientos sanitarios.