PRO y Peronismo Federal presentan plan para detectar e interceptar a aviones clandestinos

Legisladores del PRO y el Peronismo Federal presentaron un proyecto de ley que propone crear un Plan Nacional de Protección Aérea de la Frontera Norte del país, con el objetivo de frenar el tránsito ilegal de naves no autorizadas y sospechadas de traficar droga, armas, divisas y/o personas.

La iniciativa pertenece al diputado del PRO, Julián Obiglio, y fue acompañado por otros legisladores de su bancada y del Peronismo Federal, tales como Francisco de Narváez, Gustavo Ferrari, Eduardo Amadeo y Enrique Thomas.

El proyecto también sumó la firma de los diputados Omar de Marchi, del partido Demócrata de Mendoza, y Cynthia Hotton, del bloque Valores para mi país.

La propuesta plantea la promoción de un plan integran que permita garantizar la inviolabilidad del espacio aéreo correspondiente a la frontera nacional del norte del país, y su objeto es proceder a la lucha contra el tráfico de drogas, armas, explosivos, divisas y/o personas.

Para ello, se prevé la instalación obligatoria -dentro de un plazo máximo de 24 meses- de la cantidad de radares tridimensionales suficientes para garantizar que no quedarán zonas libres de cobertura y control en toda la frontera.

También se fija un plazo máximo de 18 meses, para proveer a la Fuerza Aérea de aeronaves de intercepción suficientes, con el armamento y la tecnología necesarios, para brindar respuesta inmediata ante la invasión aérea del territorio nacional.

Además, el proyecto establece un protocolo de intercepción de aeronaves no identificadas o autorizadas, con acciones que comienzan en el reconocimiento visual y contacto radial, y finalizan en la situación extrema de disparos de derribo.

En este sentido, la propuesta prevé además el establecimiento de acciones a seguir para el caso de que se produzca un intento de fuga de la aeronave invasora, o de desprendimiento de su carga transportada.