Multarán en Santa Fe a padres de chicos que estén borrachos o provoquen desórdenes en la calle

Una ordenanza sancionada por el Concejo Deliberante de Casilda, un pueblo santafecino, dispone que los padres de menores de edad serán multados si sus hijos son encontrados en estado de ebriedad o si causan desórdenes en la vía pública.

La disposición, sancionada en la última sesión del Concejo de Casilda, busca “poner freno” al consumo de alcohol entre adolescentes y jóvenes y evitar incidentes en lugares públicos.

La norma, que había sido impulsada por el concejal radical del Frente Progresista Juan José Sarasola, cosechó el apoyo del oficialismo y la oposición y ahora sólo resta que sea promulgada por el Ejecutivo para su instrumentación, a partir de los 60 días.

En ese período, de acuerdo con lo señalado por el diario La Capital de Rosario, se desarrollará una campaña de difusión para informar a la sociedad sobre los alcances de la norma.

Los concejales aclararon en sus fundamentos que esta disposición “no pretende cargar las tintas sobre los jóvenes, sino por el contrario actuar sobre la responsabilidad indelegable de los mayores que no pueden desentenderse y deben promover un desarrollo psicofísico y social de los menores a su cargo”.

La ordenanza plantea multas que oscilarán de 20 a 40 Unidades Fijas

(UF) -cada una de ellas equivale al valor de un litro de nafta súper- y en caso de reincidencia serán duplicadas, además de fijarse tareas comunitarias en dependencias municipales.