En la Ciudad impulsan un proyecto para prohibir a los “trapitos”

El Gobierno porteño anunció que enviará a la Legislatura un proyecto de reforma del Código Contravencional que prevé, entre otras medidas, que se prohíba en forma total la actividad de los “cuidacoches” o “trapitos” y la utilización de palos u otros objetos contundentes en manifestaciones públicas.

“Queremos que la gente no se sienta amedrentada y atemorizada. Hay que desterrar las mafias que lucran con esta actividad”, expresó hoy el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, en una conferencia de prensa convocada para informar sobre la iniciativa.

El proyecto contempla de uno a cinco días de arresto para quienes exijan dinero a automovilistas que estacionen en lugares permitidos, salvo que cuenten con autorizaciones especiales expedidas por las autoridades.

La reforma al Código, además, impulsa otras medidas como la autorización para el uso de las armas eléctricas Taser X-26 por parte de la Policía Metropolitana y otras fuerzas de seguridad que tengan jurisdicción en la Ciudad, y que el hecho de portar ganzúas sea considerado una contravención.

También se prevé castigar a las personas que ensucien bienes públicos y la creación de un registro genético de condenados por violación y otros delitos.

Macri sostuvo que “la idea es prohibir absolutamente la actividad de los `trapitos` y que las fuerzas de seguridad puedan actuar sobre ellos, de la forma en la que no podían hacerlo hasta ahora”.