Para Burzaco, decisión de Garre “es una provocación” de “tinte político”. Le pidió que “se rectifique”

El jefe de la Policía Metropolitana (PM), Eugenio Burzaco, consideró hoy que la decisión de la Casa Rosada de retirar la custodia de edificios y paseos públicos porteños es una “provocación” de “tinte político” que “pretende debilitar” al macrismo pero termina “perjudicando” a los vecinos.

Además, advirtió que la ministra de Seguridad, Nilda Garré, cometió “un grave error” y le pidió que “se rectifique”.

“Tenemos la clara intención de sacar a la Metropolitana a la calle, porque nos ha ido bien, pero aún si sacáramos a todo el personal tampoco alcanzaría” para reemplazar a los 1200 efectivos de la Policía Federal que dejan de estar apostados en objetivos que, por jurisdicción, pertenecen a la órbita porteña.

En declaraciones al canal TN y a las radios El Mundo y La Red, Burzaco opinó: “Es una provocación, un acto que por una cuestión política de tinte electoral, afecta a los vecinos y vecinas que van a un parque público. Pretenden debilitar al Gobierno de la Ciudad, pero lo que hacen es dejar expuestos a los vecinos”.

“Dejar sin custodia escuelas, hospitales, parques y demás, es simplemente dejar a la buena de Dios un montón de lugares donde hay chicos, donde hay enfermos, donde hay gente que necesita la presencia policial, por algo había esa custodia y por algo se le pagaba”, consideró.

El titular de la PM dijo que “es cuestión de voluntad política, una chicana más para complicarle la vida al gobierno de (Mauricio) Macri, es politizar la seguridad. No sé en qué va a ayudar porque es un adicional, es un recurso que se le da a la policía por afuera del horario policial”, planteó.

“Es un grave error de la ministra (Garré), y espero que se rectifique”, insistió, a la vez que reiteró su pedido para que “si no les quieren dar seguridad a los porteños, que transfieran la Policía Federal, es un reclamo histórico. Quitarle la defensa a los porteños por una pelea política con el jefe de Gobierno me parece que excede todo el límite de lo lógico”, agregó.

En esa línea, dijo que “no entendía” cómo se mezcla “el tema de la seguridad y el policial en medio de una disputa política, cuando esto debería ser una política de Estado”. “Siempre fuimos muy claros y desde el principio decíamos que nuestra policía era una complementaria y que venía a ayudar a mejorar las cosas, pero que claramente la responsabilidad seguía estando del lado de la Federal”, aseveró.

“Estoy con mucha bronca, porque hubiese esperado una acción un poco más humana. Y si ellos están convencidos de esto, yo estoy convencido de que hay que ir terminando con los regímenes adicionales, pero que no se puede hacer de un día para el otro, en 24 horas”, sostuvo.

Cuando se le preguntó si la PM podría hacerse cargo de la custodia de los lugares que deja la Federal, dijo que la fuerza a su cargo “tiene 1400 efectivos, tengo por día ese número en servicio. No es la idea con la cual funciona, porque tendríamos que abandonar los diez barrios en donde estamos, cuando la Federal tiene más de 15.000 efectivos”, comparó.