Cobos insiste en pedirle a la UCR que no se “niegue” a propuesta de Macri y apura una definición de Sanz

El vicepresidente Julio Cobos volvió ayer a reclamarle al radicalismo que no se “niegue” a la propuesta del jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, de acordar con la oposición políticas de Estado, y exhortó al senador Ernesto Sanz que defina ya si mantiene su precandidatura presidencial por la UCR o decide bajarse.

“Le pedí (a Angel Rozas) que hablara con el doctor Sanz: Sanz tiene que definir qué es lo que va a hacer. Si se mantiene (como candidato) no podrá asumir la conducción del partido, si no, lo tiene que hacer en forma inmediata”, advirtió Cobos.

El vicepresidente formuló declaraciones un día después de la reunión que mantuvo con Rozas, titular interino de la UCR, con quien, según ratificó, acordó trabajar en conjunto para “terminar de definir la plataforma de Gobierno” partidaria.

Cobos, quien tras la proclamación de Ricardo Alfonsín como candidato presidencial del radicalismo anunció la decisión de bajarse de su postulación, se mostró conciliador con su ex rival, con quien dijo no estar “molesto”.

“Al contrario, tengo una buena relación con Alfonsín y seguramente nos vamos a ver en los próximos días”, destacó, en referencia a la visita que tiene previsto realizar la semana próxima al Comité Nacional.

El mendocino vertió estos conceptos antes de abrir un seminario sobre el impacto inflacionario en el país, celebrado en el hotel Savoy, en esta capital. En ese escenario, volvió a instar a su partido a acordar políticas de Estado, en respuesta a un pedido en ese sentido realizado por Macri a todo el arco opositor.

Si bien admitió las “diferencias” ideológicas que tiene la UCR con el PRO, la fuerza de centroderecha que lidera el mandatario porteño, Cobos alertó que dentro del centenario partido “no puede haber ninguna negación a sentarse a dialogar con fuerzas que piensan distinto”.

“Las políticas de Estado se construyen con todos los pensamientos para que perduren en la gestión de gobierno.

Nadie sabe quién va a ser gobierno en el 2011, en el 2015, en el 2020 o cuando sea, pero ¿qué mejor que aprovechar este momento histórico para que todos los ingresos que está teniendo el país sean para solucionar los problemas estructurales que tiene Argentina?”, inquirió.

Cobos destacó que “así como el radicalismo ha admitido una alianza con el kirchnerismo en Neuquén, esa flexibilidad ¿por qué no verla en otros lugares?”, se preguntó.

“Hay que ser inteligente también: si yo tengo una propuesta y alguien dice: ‘yo estoy de acuerdo con esa propuesta, yo quiero acompañarla’ y es una persona democrática que respeta las instituciones, que quiere los cambios que necesita el país, ¿que le va a decir?: ¿’no, no me apoyes’?”, prosiguió.

El vicepresidente confirmó que en su encuentro de ayer, le solicitó a Rozas ampliar la comisión partidaria que integran el propio chaqueño, Gerardo Morales y Gil Lavedra para avanzar en las políticas de alianzas con vistas a las elecciones del 23 de octubre. Cobos reiteró allí la necesidad de “retomar” el armado de la plataforma electoral.

“Necesitamos nuestra bandera, escribir hacia dónde queremos ir”, subrayó.

Al respecto, preguntó: “¿Qué entendemos por progresismo hoy?, ¿no es la libertad sindical, la desregulación de las obras sociales, no es tomar a la educación de calidad, porque si no estamos condenando a la exclusión, no es transformar los planes sociales en trabajo digno, no es fomentar las inversiones?” “Entonces discutamos lo que es el progresismo como lo discutimos tiempo atrás”, expresó.

Ante una pregunta, insistió en que tiene “aspiración cero” respecto de una candidatura a gobernador por su provincia y que en su territorio, él y su sector trabajarán “por la unidad”.

“En Mendoza hay buenos candidatos y trabajaremos para que gane el radicalismo”, subrayó.