Ya es ley el tope horario para los boliches bonaerenses: funcionarán hasta las 5.30

El Senado bonaerense aprobó el proyecto y ya es ley: las restricciones para el funcionamiento de los boliches bailables y la venta de bebidas alcohólicas en el territorio bonaerense tuvieron luz verde, después de que el Senado provincial diera sanción definitiva a un proyecto aprobado anteriormente en Diputados y que busca controlar la movida nocturna en el distrito.

Las medidas que establece la norma comenzarían a aplicarse desde el fin de semana que viene, por lo que las discos de la Provincia deberán cerrar sus puertas a las 5.30 de la mañana y permitir el ingreso de público sólo hasta las 2 de la madrugada, además de suspender el expendio de alcohol a las 4.30.

El proyecto de ley, impulsado por el gobernador Daniel Scioli en busca de regular las actividades de recreación nocturna y combatir el consumo excesivo de alcohol entre los jóvenes, había sido aprobado con modificaciones el 21 de octubre pasado en Diputados, por lo que retornó al Senado.

La Cámara alta, que ya había dado su visto bueno a la iniciativa en septiembre pasado, aprobó “por unanimidad” las variantes introducidas en la norma y transformó en ley una propuesta que generó asperezas entre la Provincia y la ciudad de Buenos Aires, debido a que la Comuna porteña se manifestó en contra de fijar topes horarios.

Los locales bailables en la Provincia deberán cerrar a las 5.30, aunque ese límite podrá ser modificado de manera excepcional y extendido una hora más (6.30) durante el verano por decisión de los municipios de la Costa Atlántica.

Quedará prohibida por completo la venta de bebidas energéticas o de suplementos dietario en los boliches, al igual que el expendio de después de las 4.30 o en recipientes abiertos que superen los 350 mililitros de capacidad -con excepción de los restaurantes-, en un intento por evitar los cócteles o la “jarra loca” que suelen consumir los jóvenes.