Renunció Schiavi a la Secretaría de Transporte

El secretario de Transporte, Juan Pablo Schiavi, renunció este miércoles a su cargo y argumentó “estrictas razones de salud” tras la intervención quirúrgica a la que fue sometido la semana pasada.

“Hoy necesito al menos sesenta días de rehabilitación médica para poder volver a estar a disposición del proyecto en el lugar que usted crea que pueda ser útil a la Nación”, manifestó el ex funcionario en la carta de renuncia que envió a la presidenta Cristina Fernández.

Schiavi, duramente cuestionado por su actuación ante el siniestro ferroviario que causó la muerte de 51 personas y heridas a 703 hace dos semanas, aseguró: “Nací peronista y abracé la causa nacional y popular desde los 15 años, y más allá de algún pecado venial, he sido siempre consecuente en la idea que la política y la militancia no son una profesión sino una forma de encarar y entender la vida”.

El ex funcionario tomó la decisión luego de que el juez Claudio Bonadío le prohibiera la salida del país para investigar su responsabilidad en el accidente.

Justo una semana después de la tragedia, Schiavi había sido internado de urgencia por una descompensación, por lo que fue operado del corazón.

El funcionario renunciante fue muy criticado cuando el día del choque dijo en conferencia de prensa que el accidente se produjo a prima facie porque los primeros vagones estaban sobrecargados, y que no hubiera ocurrido lo mismo en un feriado.

Su situación se complicó también con la prohibición que le impuso Bonadío y que también afectó a los empresarios que controlan TBA, que dejó en claro la situación del funcionario a la hora de ser investigado por su responsabilidad en el delito de estrago doloso.

Schiavi se desempeñó en el cargo desde 2009 y el año pasado había circulado la versión de que la Secretaría cobraría jerarquía de ministerio.