Por las torrenciales lluvias en el sureste de Brasil ya hay 361 muertos

Las lluvias e inundaciones en el estado brasileño de Río de Janeiro se han convertido en las peores en la historia de ese distrito, con un saldo de vidas humanas que ha llegado a 361 muertes de acuerdo con las últimas estimaciones, y miles de evacuados y personas sin techo.

Los puntos más afectados por el desastre son las ciudades de Nova Friburgo, con 155 muertos, y Teresópolis, con 146. También la localidad de Petrópolis se cuenta entre las más golpeadas por las lluvias. En la zona de Río de Janeiro han caído 260 milímetros de agua en un día cuando para todo el mes de enero se esperaban 180 milímetros.

Mientras continúan los operativos de rescate a cargo de Defensa Civil y las agencias del estado de Río de Janeiro, el gobierno federal brasileño anunció que destinará fondos equivalentes a 400 millones de dólares para atender la catástrofe. También ha habido muertos y daños por las lluvias en los estados de Minas Gerais y San Pablo.