Pinedo dice que en febrero se discutiría en comisiones la moción de censura contra Fernández

El jefe del bloque de diputados de PRO, Federico Pinedo, indicó hoy que recién en febrero, junto al radicalismo, impulsará el tratamiento en comisiones del proyecto de Resolución para plantear una moción de censura contra el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, cuando en marzo se inicie un nuevo período legislativo.

Pinedo precisó a DyN que para el propósito “hay dos alternativas: una es simplemente manifestar una censura al jefe de Gabinete y que el Poder Ejecutivo decida qué hacer con ello, por ejemplo pedirle explicaciones o la renuncia, y la otra es que la Cámara de Diputados decida removerlo con la mitad más uno de sus miembros, 129 votos”.

“No se puede adelantar que ello vaya a pasar, pero el jefe de Gabinete tiene el compromiso de brindar una explicación”, aclaró el diputado al referirse al presunto delito de desobediencia en que habría incurrido el funcionario respecto de una decisión judicial en relación al gremio de aeronavegantes.

Si bien la Cámara no puede reunirse hasta marzo por iniciativa propia, los diputados pueden realizar durante el receso reuniones de comisiones, las cuales quedaron constituidas la semana pasada luego de arduas negociaciones entre el oficialismo y la oposición para que su integración fuera proporcional a la representación de los dos sectores.

El radicalismo, a través Miguel Angel Giubergia, impulsa una moción de censura contra Fernández por su supuesta desobediencia a órdenes judiciales, pero Pinedo no descartó que cuando el proyecto de Resolución “ad hoc” se trate en comisiones se pueda ampliar el temario sobre el que el jefe de Gabinete debería dar explicaciones en el recinto.

Por otra parte, Pinedo confirmó que el PRO presentó por su parte otro proyecto de Resolución en la Cámara para que -dijo- el presidente del cuerpo, Eduardo Fellner (FPV), “revea la decisión de constituir la bicameral de Seguimiento del Trámite Parlamentario con cuatro diputados del oficialismo y cuatro de la oposición sin respetar la proporcionalidad de la representación”.

La oposición reclamaba que la parte de Diputados en la bicameral que debe pronunciarse sobre los Decretos de Necesidad y Urgencia (DNU) del Poder Ejecutivo fuese cinco legisladores por la oposición y tres por el oficialismo, el cual en la nueva realidad de la Cámara cuenta ocupa “un 36 por ciento de las bancas”, apuntó Pinedo.

En cuanto a las comisiones investigadoras que para el año próximo promueven los bloques opositores anti- kirchneristas, Pinedo manifestó que “hay que consensuarlas” previamente porque entre los bloques opositores “hay distintas opiniones”.

“Algunos dicen que tiene que haber una supercomisión” para investigar los hechos en distintas áreas en los que se sospecha que el PEN cometió irregularidades y, otros, que sostienen que tienen que formarse varias comisiones para investigar actos en distintos sectores de la administración nacional.