Un sindicalista “des-airado”

Víctor Santa María esta que trina. Un simple festejo de su sindicato en La Rural con la presencia estelar de Francisco De Narváez incluida le ha costado el desaire de varios capitostes del Gobierno nacional. Entre ellos, el de Gabriel Mariotto, un especialista en mirar para el otro lado cuando el titular del SUTERH le pregunta cuándo va a poder estar al aire la AM 750, una frecuencia que el Gobierno le cedió a Santa María previo a los enojos oficiales. Por ahora los supuestos inconvenientes tienen que ver con la antena de la emisora. Al menos eso es lo que le explican a Santa María, que espera sentado sus 15 segundos de fama al aire.