Parlamento italiano aprueba el plan de austeridad

El organismo adoptó hoy de forma definitiva un plan de austeridad reforzado con el que pretende eliminar el déficit en 2014.

Además intentará protegerse de la crisis de la deuda, pero que castiga duramente a los sectores más débiles.

La Cámara de Diputados italiana aprobó hoy (viernes 15) un duro plan de ahorro de 79.000 millones de euros en el periodo 2011-2014, para evitar caer en la crisis de la deuda que afecta a Grecia, Portugal y España.

De esta forma, el gobierno de Silvio Berlusconi dejó conformes a la Unión Europea y el FMI, que estimaba insuficiente el ajuste consensuado inicialemente con la oposición.

El plan aprobado por los diputados italianos es mucho más duro: el gobierno diseñó recortes progresivos que supondrán un ahorro de 3.000 millones de euros en 2011, 6.000 millones en 2012, 25.000 millones en 2013 y, finalmente, unos ambiciosos 45.000 millones en el año 2014.

No casualmente, el grueso de los recortes se concentra tras las elecciones generales de 2013.

El objetivo de estos recortes es reestructurar el nivel de deuda italiano y poner las bases para una recuperación del crecimiento económico, dijeron los especialistas.