Moyano al final aceptó el pedido de Cristina y no habrá acto el viernes próximo

La Presidente se lo pidió, primero en privado y después en público, y él aceptó. Esta mañana, el secretario general de la CGT, Hugo Moyano, se mostró públicamente de acuerdo con el pedido de la presidenta Cristina Kirchner de suspender el acto anunciado para el viernes de la semana próxima, al sostener que se consideraron “todos los inconvenientes que hay en la calle para transitar”. No habrá entonces marcha y acto dentro de una semana.

“Teniendo en cuenta todos estos inconvenientes que hay en la calle, el no poder transitar bien, se decidió poner todos los recursos en el acto nuestro que se va a hacer el 15 de diciembre, el día del camionero en la cancha de Vélez. Es en una cancha, no se molesta a nadie”, afirmó el líder sindical, en declaraciones radiales.

Moyano salió de este modo en respaldo de la sorpresiva postura que tomó ayer la primera mandataria, luego de que el líder camionero avanzara en la organización de una multitudinaria marcha hacia la Plaza de Mayo para respaldar al Gobierno nacional y expresarse en contra de los “desestabilizadores”.

“Les quiero agradecer la convocatoria que hicieron para el 20 de noviembre para apoyar al gobierno nacional y popular. Pero le pedí a Hugo que les transmita a los compañeros que el acto lo hagamos en otro momento, por la paz y la patria”, había sostenido ayer la jefa de Estado.

Una hora antes del pedido público de Cristina Kirchner, Moyano se había mostrado junto al líder piquetero oficialista Luis D`Elía para sumarlo al acto en contra del “plan de desestabilización” que denunció el kirchnerismo.

De este modo, el titular de la principal central obrera del país sostuvo que el planificado respaldo a la administración nacional se realizará en un acto en el estadio porteño del club Vélez Sarsfield y dijo que en esa oportunidad quedará demostrado el apoyo de los trabajadores. “Vamos a ver si soy tan odiado el 15 de diciembre. Vamos a ver qué dicen los trabajadores”, desafió.

En tanto, y en la misma línea que la Casa Rosada, Moyano acusó a “varios sectores” de “intentar generar un clima de descontento total”, y en ese sentido apuntó contra el multimediático Grupo Clarín.

“Algunos canales de noticias muestran todo negativo, absolutamente todo negativo”, se quejó, en alusión a la señal de cable Todo Noticias.