Mosquitos: ¿Pueden contagiarse dengue nuestras mascotas? ¿Pueden usar repelente?

Mosquitos: ¿Pueden contagiarse dengue nuestras mascotas? ¿Pueden usar repelente?

Los mosquitos están haciendo estragos en la provincia de Buenos Aires, en la totalidad de su extensión, con el dengue contagiando y matando a más de un centenar de personas.

Los mosquitos también pican a los animales, sobre todo a nuestras mascotas, que conviven con nosotros y ahora también con el dengue.

La buena noticia es que los perros, la mascota más habitual entre los argentinos, no se contagian dengue según explicó el médico veterinario Juan Enrique Romero.

“Los perros pueden contagiarse de otras enfermedades que les puede causar daños graves como la encefalitis y la leishmaniasis”, explicó el especialista.

Cómo cuidar a las mascotas de los mosquitos

1. No usar el mismo repelente

  • Tanto los perros como los gatos son sensibles al DEET (N,N-diethyl-toluamide) un repelente contra insectos versátil y efectivo que se lo puede encontrar en distintos productos con concentraciones que van del 7 al 30%. Los productos que contienen DEET han sido usados por más de 40 años por millones de personas en todo el mundo para repeler mosquitos, garrapatas, pulgas, moscas (insectos) que pican.
  • Hay productos repelentes de mosquitos aptos para mascotas en las veterinarias, por eso es importante consultar con un veterinario para obtener las recomendaciones de los productos más precisos a utilizar.

2. Collar antipulgas

  • El clásico collar no solamente repele garrapatas y pulgas, sino también otro tipos de insectos que se alimentan de la sangre de nuestros animales. Su uso los ayudará a estar libres de parásitos durante todo el año y reforzará la protección frente a la intensa plaga de los mosquitos.

3. Aceites esenciales

  • Los aceites esenciales sirven como remedios naturales para todo tipo de dolencias, y algunos de ellos también son repelentes de insectos. El aerosol de eucalipto y limón está ganando popularidad como repelente de mosquitos alternativo para humanos y ha demostrado tener efectos más duraderos que los aerosoles a base de DEET, según un estudio publicado en el New England Journal of Medicine.
  • Sin embargo, antes de usar cualquier aceite esencial en perros es importante consultar al veterinario para saber si es seguro. Los gatos son especialmente sensibles a los aceites esenciales, lo que les provoca malestar estomacal, depresión del sistema nervioso central e incluso daño hepático; el aceite de árbol de té es especialmente tóxico.

4. Bebederos limpios

  • El agua estancada es el hogar de los mosquitos. Los recipientes de agua, estanques o charcos de su jardín son un caldo de cultivo ideal para estos insectos. Mantenerlos cubiertos, con agua renovada dos veces por día o limpios (lo mejor se pueda), impide la proliferación de larvas de mosquitos.

5. Higiene

  • Los mosquitos pueden aprovechar para alojarse en el pelaje y luego picarlos. Por eso lavarlos y cepillarlos con frecuencia es un buen consejo a fin de evitar ese y otros insectos.

6. Paseos

  • Los mosquitos están más activos en las primeras horas de la mañana y durante el atardecer, por lo que es aconsejable tratar de mantener a las mascotas dentro de la casa en ese horario para minimizar la exposición y el riesgo de picadura.
  • Cuando más hace calor y cuando más está el sol directo es cuando menos mosquitos hay porque el sol afecta mucho a estos insectos que buscan cubrirse de sus rayos y radiación.

7. Limpieza general

  • Una casa limpia es la mejor manera de asegurar que las plagas no puedan formar nidos y reproducirse. Y eso incluye a los mosquitos. Quitar el agua de macetas o cacharros en el patio o el interior de la casa, reparar los mosquiteros rotos de puertas y ventanas, son buenos consejos para evitar su presencia cercana.