Inspeccionaron el Nuevo Gasómetro y se viene una clausura, total o parcial

Funcionarios la Subsecretaría de Seguridad en Espectáculos Futbolísticos (SUBSEF) inspeccionaron esta mañana el estadio de San Lorenzo de Almagro, en el marco de las investigaciones por los incidentes que se produjeron tras el partido ante Vélez, el sábado último, y esa dependencia definirá si clausura total o parcialmente el Nuevo Gasómetro.

La inspección sería el elemento final para que la SUBSEF, a cargo de Pablo Paladino, determine eventuales sanciones, que de máxima sería la clausura total del estadio, con lo cual San Lorenzo debería buscar otra cancha para recibir a Olimpo y sería La Bombonera.

Paladino había admitido que una posibilidad era la clausura de la cancha o bien de la Platea Sur, donde se originaron incidentes, aunque quería tener todo el material sobre la mesa para decidir.

Los incidentes ocurrieron al final del partido, luego que la hinchada de Vélez mostrara una bandera cargando a San Lorenzo y luego se adelantara la salida de la parcialidad local cuando aún no había terminado de irse los simpatizantes velezanos.

El presidente de San Lorenzo, Rafael Savino, rechazó responsabilidad de su entidad, en el marco de los cruces que hubo sobre endilgar culpas entre directivos de ambos clubes.

Justamente Savino ya tuvo una reunión con Paladino, quien habría advertido sobre la sanción que se les viene encima.

El presidente de Vélez, Fernando Raffaini, dijo que “la responsabilidad fue de la organización que está a cargo de la policía” por “no retener” la salida de hinchas de San Lorenzo.

Como suele ocurrir cada vez que hay incidentes, Raffaini siguió la misma línea de la directiva del fútbol al afirmar que “la seguridad es responsabilidad del Estado” y resaltó que le cedieron al gobierno “el derecho de admisión”, pese a que la resolución oficial señala que es compartida.

Raffaini al hablar por el canal Fox Sports entró en contradicciones al referirse a los inconvenientes que hay entre las facciones de barras del club, que originaron incidentes en la confitería de la institución semanas atrás, luego rotura de parantes en cancha de All Boys y finalmente los incidentes en el Bajo Flores.

Por un lado dijo no saber si está dividida la barra, pero por otro lado confió que va a la tribuna popular “desde chico” y que allí “nos conocemos todos”.