El “Fino” Palacios negó integrar una”asociación ilícita”

El detenido ex jefe de la policía metropolitana Jorge “Fino” Palacios amplió hoy su declaración indagatoria ante el juez federal Norberto Oyarbide y negó formar parte de una asociación ilícita dedicada a las escuchas telefónicas ilegales.

Palacios reiteró que “no conoce a ninguno de los policías misioneros ni de los funcionarios judiciales de aquella provincia” e insistió en “despegarse” del espía Ciro James, reveló a Télam una fuente judicial.

Respecto de James, Palacios, que tuvo un fugaz paso por la jefatura de la policía metropolitana, afirmó que lo conoció en 2002 “porque participó en un procedimiento por un secuestro de armas, como auxiliar de inteligencia de robos y hurtos”.

Según los informantes, Palacios agregó que, desde 2004 y hasta 2009 “mantuvo contactos esporádicos (con James) hasta que se presentó con el subcomisario Pitaluga para efectuar trámites de incorporación” a la Policía de la Ciudad de Buenos Aires.

Con sus manos esposadas y vistiendo camisa color crema, campera beige, pantalón azul y mocasines marrones, el efímero titular de la policía porteña, fue conducido por efectivos del Servicio Penitenciario al cuarto piso de los tribunales de Comodoro Py 2002, de esta Capital.

En la antesala del juzgado federal en lo criminal siete -donde Oyarbide subroga a su ex colega y actual ministro porteño Guillermo Montenegro- aguardaban a Palacios su esposa y su abogado, Diego Richards, a quienes saludó con un beso en la mejilla antes de ingresar al tribunal.

Tras la declaración, Palacios fue conducido nuevamente al penal de Marcos Paz donde cumple la prisión preventiva dispuesta por Oyarbide y que fue apelada por Richards ante la Cámara Federal, que dispuso una audiencia para el próximo jueves para tratar la denegatoria de excarcelación.

En la misma causa la semana anterior declaró, también en calidad de imputado, el ex ministro de Educación del gobierno de Mauricio Macri, Mariano Narodowski, quien aseguró no conocer a James y dijo que autorizó su nombramiento en esa cartera como lo hizo en casos de otros empleados.

“No tiene ninguna responsabilidad en los hechos por los que fue convocado a declarar”, acotó al término de la indagatoria el abogado defensor Carlos Beraldi, quien dijo que Narodowski “contestó todas las preguntas que se le formularon” en lo que coincidió con el fiscal Alberto Nisman, quien estuvo presente en la audiencia.

Sin embargo, el representante del ministerio público indicó que los dichos de Narododoswki “dejaron algunas dudas”, por ejemplo la falta de explicaciones con relación a un entrecruzamiento de llamadas desde la “celda” telefónica de la zona del ministerio con implicados en la pesquisa.

Nisman tampoco quedó conforme con las respuestas de Nadorowski sobre la designación de James en el ministerio de Educación dos días después que el procesado habría logrado “escuchas” de la línea telefónica de Daniel Leonardo, cuñado del jefe de gobierno de la Ciudad.

Además del episodio que tendría como víctima a Leonardo, James fue procesado -con prisión preventiva que cumple, al igual que Palacios en el penal de Marcos Paz- por “escuchas” a teléfonos de Sergio Burstein -dirigente de familiares de victimas del atentado a la Asociación de Mutuales Israelitas Argentinas (AMIA)- y del empresario Carlos Avila, entre otros.