Una multitud repudió el asesinato de Ferreyra y reclamó justicia en la Plaza de Mayo

Se concentraron en Corrientes y Callao para luego marchar hacia el Congreso y Plaza de Mayo. Estuvieron presentes unas 5.000 personas.

La Ciudad de Buenos Aires se vio fuertemente afectada ayer jueves por numerosas marchas y protestas por el asesinato de Mariano Ferreyra el miércoles durante un enfrentamiento sindical en Avellaneda. Convocada por la Central de Trabajadores de Argentina (CTA) la huelga tuvo una alta incidencia en el ámbito estatal así como en las escuelas públicas.

En primer lugar los manifestantes cortar las vías del ferrocarril en Avellaneda, donde se produjo el enfrentamiento, así como tampoco hubo poca actividad en los aeropuertos, trenes y subtes. Todo esto originó un verdadero caos en el tráfico mientras que se desataron acusaciones cruzadas entre agrupaciones de izquierda y la CTA contra la CGT acusando a la central sindical de ocasionar los disturbios del miércoles.

En Córdoba la medida impactó en las escuelas de todos los niveles, incluida la Universidad Nacional de Córdoba mientras que en Santa Fe hubo una gran adhesión de los afiliados a la Asociación del Magisterio, AMSAFE, pertenecientes al área de salud. Asimismo, el Sindicato Unido de Trabajadores de la Educación (SUTE) y los docentes universitarios se unieron a la huelga en Mendoza.