El chef José Andrés aseguró que el ataque de Israel a sus colaboradores fue "sistemáticamente, coche por coche"

El chef José Andrés aseguró que el ataque de Israel a sus colaboradores fue "sistemáticamente, coche por coche"

El chef español José Andrés sostuvo que el ataque israelí que mató siete de sus trabajadores de ayuda alimentaria en Gaza, fue “sistemáticamente, coche por coche”.

Andrés sostuvo que el grupo benéfico World Central Kitchen (WCK), fundado por él, mantenía una clara comunicación con el ejército israelí, que, según el chef, conocía los movimientos de sus colaboradores.

No se trató de una “situación de mala suerte en la que, ‘ups’, lanzamos la bomba en el lugar equivocado”, aseguró Andrés en una entrevista a la agencia británica de noticias Reuters. “Aunque no estuviéramos en coordinación con las (Fuerzas de Defensa de Israel), ningún país democrático y ningún ejército pueden tener como objetivo a civiles y trabajadores humanitarios”.

Los trabajadores murieron cuando su comitiva fue alcanzada poco después de que supervisaran la descarga de 100 toneladas de alimentos llevados a Gaza por mar. El ejército israelí expresó su “profunda tristeza” por el incidente y el primer ministro Netanyahu lo calificó de involuntario.

Andrés, de 54 años, contó que podría haber habido más de tres ataques contra el convoy de ayuda y explicó que se suponía que debía estar en Gaza con su equipo pero que por diferentes razones “no fue capaz de volver de nuevo” al lugar.

El cocinero, que el martes habló con el presidente estadounidense, Joe Biden, presionó a Washington para que haga más para detener el conflicto bélico. “Estados Unidos debe hacer más para decirle al primer ministro Netanyahu que esta guerra tiene que terminar ya”, señaló.

Aseguró que su organización seguía estudiando la situación de seguridad en Gaza mientras contemplaba la posibilidad de reanudar las entregas de ayuda.

Ciudadanos australianos, británicos y estadounidenses se encontraban entre los siete trabajadores humanitarios de World Central Kitchen que murieron cuando su convoy fue alcanzado poco después de que supervisaran la descarga de 100 toneladas de alimentos llevados a Gaza por mar.

El convoy de ayuda fue alcanzado cuando salía de su almacén de Deir al-Balah, informó el grupo de ayuda. Al menos 196 trabajadores humanitarios murieron en Gaza desde octubre, según Naciones Unidas, y Hamás acusó anteriormente a Israel de atacar los lugares de distribución de ayuda.

World Central Kitchen comenzó el mes pasado a transportar ayuda alimentaria a la población hambrienta del norte de Gaza por un corredor marítimo desde Chipre, en colaboración con la organización benéfica española Open Arms, coordinándose estrechamente con el ejército israelí, las naciones árabes y otras entidades, según declaró anteriormente Andrés.

Fundada en 2010 por el chef, tras el terremoto de Haití, World Central Kitchen trató de sortear los trámites burocráticos en todo el mundo para enviar ayuda urgente a las zonas afectadas por catástrofes, incluida Ucrania tras la invasión rusa.

El conflicto comenzó tras los ataques de Hamás contra el sur de Israel el 7 de octubre, en los que murieron 1.200 personas, según cifras israelíes. Desde entonces más de 32.000 palestinos han muerto, según el Ministerio de Sanidad de Gaza, gobernada por Hamás, y gran parte de la franja ha quedado arrasada con la mayoría de sus 2,3 millones de habitantes desplazados.

(Con información de la agencia Reuters)