Dilma Rousseff, la primera presidenta mujer de Brasil

La sucesora del popular Lula Da Silva. Dilma Rousseff, con el inestimable apoyo del actual mandatario brasileño, se convirtió en la primera mujer electa a la Presidencia del país vecino, ganando el balotaje al frente del Partido de los Trabajadores.

Rousseff, una mujer que hasta hace pocos años era una desconocida para el gran público del su país y que nunca antes había disputado un cargo en las urnas, se impuso en la segunda vuelta a José Serra. Rousseff logró en el balotaje el 56 por ciento de los votos, contra el 43,9 de Serra.

Lula Da Silva, de 65 años, quien termina sus dos períodos como el presidente más popular en la historia de Brasil, no podía presentarse a un tercer mandato consecutivo porque la Constitución se lo impide. Pero podría presentarse cuando finalice el período de la ahora Presidenta electa.

Rousseff, una economista de 62 años, participó en la resistencia armada al régimen militar que gobernó Brasil entre 1964 y 1985 y por eso pasó tres años encarcelada. Ahora se viene su mayor desafío político: suceder en el poder al presidente más popular, además de su “padrino” en el mundo de la política y quien la llevó al lugar de candidata.

En sus primeras palabras tras el triunfo, la Presidenta electa hizo alusión a Lula. Dijo: “Golpearé mucho a su puerta. Sé que la encontraré siempre abierta. La tarea de sucederlo es difícil y desafiante, pero sabré honrar ese legado, y ampliar su obra”.