Miradas de reojo para Alberto Fernández

En medio de la danza de lealtades y traiciones que se viene en el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, ya hubo algunas voces que se pronunciaron en ese sentido. Uno de los primeros en hacerlo fue el ex menemista y ex duhaldista intendente de Tres de Febrero, Hugo Curto, quien, según comentan, reunió a su tropa y exhortó a apoyar más que nunca a la Presidenta. En tanto, más sorpresiva que la decisión de un intendente históricamente oficialista resultaron la presencia y confesión de Alberto Fernández. El ex jefe de Gabinete no sólo visitó la capilla ardiente sino que al salir, enfrentó las cámaras y llamó a acompañar incondicionalmente la gestión de CFK. Esas palabras no cayeron nada bien entre lo más fanáticos kirchneristas, que tildaron de oportunista su acercamiento al espacio luego de una serie de estériles coqueteos con intendentes y gobernadores para el armado de un frente progresista por fuera del kirchnerismo.