Denuncian a tres modistos del ‘jet set’ por presunta esclavitud de costureras

Los diseñadores de alta moda Benito Fernández, Laurencio Adot y Jorge Ibáñez fueron denunciados ayer en la Justicia federal por los supuestos delitos de reducción a la servidumbre de costureras, trata de personas, y evasión de cargas sociales.

La denuncia fue radicada en el distrito judicial del partido bonaerense de Lomas de Zamora por Gustavo Javier Vera, titular de la Fundación La Alameda, que llevó adelante la investigación y filmó con cámara oculta el interior del taller clandestino donde se confeccionan las prendas.

Para este mediodía, La Alameda y la Unión de Trabajadores Costureros convocaron a un ‘escrache’ frente a los locales de alta moda de Fernández, esquina Arroyo y Suipacha; Ibáñez, en Guido al 1700; y Laurencio Adot, en Rodríguez Peña al 1000, todos en el barrio porteño de Recoleta.

“Se procederá a realizar una clausura simbólica de los mismos por enriquecerse a costa del sudor de costureros que se los explota fuera de convenio y en condiciones de extrema precarización laboral”, informó Vera a DyN. Además, la denuncia abarcó a Pía Núñez, de nacionalidad paraguaya y dueña del taller clandestino ubicado en la calle Pitágoras 1790, del partido bonaerense de Avellaneda, donde siete costureros, “la mayoría migrantes”, trabajarían “a destajo”, según La Alameda.

Allí la jornada laboral, según la ONG, “comienza a las ocho de la mañana pero puede extenderse hasta las diez de la noche a razón de seis pesos por hora, casi la mitad de lo que indica el convenio y sin ningún tipo de aportes”. Los vestidos se venden en Recoleta “a 25 mil pesos” pero “fueron pagados a 2.000 a la dueña del taller” mientras que “el costurero que realmente lo confeccionó en dos días de trabajo a destajo y artesanal, apenas si percibe menos de $ 100 por todo concepto”, denunció La Alameda.

“El taller -prosiguió la fundación- no reúne las condiciones para funcionar ya que ni siquiera tiene la instalación industrial flotante requerida y las máquinas están conectadas a la electricidad mediante zapatillas caseras y cables pelados que podrían provocar incendio o cortocircuito como ocurrió en el taller de Caballito en marzo de 2006”.

La Alameda aseguró que “la filmación realizada por costureros que se infiltraron durante dos días en el taller demuestra lo que estamos denunciando y además filma moldes y etiquetas pertenecientes a los tres diseñadores”, Fernández, Adot e Ibañez.

Algunos de los modelos exclusivos confeccionados en Avellaneda, según la agrupación, fueron lucidos por las actrices, conductoras y modelos Julieta Prandi, Nicole Neumann, Laura Novoa y Selva Alemán en la fiesta de entrega de los premios Martín Fierro 2011.