Cristina Kircher presentó el plan de seguridad para la zona sur de la Ciudad de Buenos Aires. Gendarmes y prefectos reemplazarán a la Policía Federal

La presidenta Cristina Kirchner dio a conocer ayer martes el nuevo plan de seguridad para la zona sur de la Capital Federal el cual establece el reemplazo de efectivos de la Policía Federal por gendarmes y prefectos. Los barrios porteños afectados son La Boca, Barracas, Parque Patricios, Nueva Pompeya, Bajo Flores, Villa Soldati y Villa Lugano.

La medida entrará en vigencia a partir del próximo lunes y significará el reemplazo de unos 1.000 policías que hacían el trabajo “de calle” y pertenecían a las 24ª, 30ª, 32ª, 34ª, 36ª y 52ª. Estos efectivos serán reemplazados por unos 2.500 uniformados de la Prefectura y la Gendarmería; asimismo en esas zonas solamente permanecerán unos 300 policías para labores administrativas.

“Esta es una clara apuesta para recuperar la confianza perdida de la sociedad en las fuerzas de seguridad. El que prometa que va a erradicar definitivamente la inseguridad está mintiendo”, destacó la Presidenta. La mandataria aprovechó el acto para informar sobre la compra de nuevos equipos de detección de metales, explosivos y droga, los cuales serán instalados en 35 cárceles del Servicio Penitenciario Federal del país.