Caos y muertos en Grecia, en medio de una feroz crisis

La crisis social y económica que se devora a Grecia provocó hoy las primeras víctimas fatales. Tres personas murieron en un incendio, provocado por cócteles molotov. El fuego afectó a un edificio que alberga una agencia bancaria en el centro de Atenas, en la que se encontraban en ese momento unas 20 personas.

Según la Policía, una veintena de bomberos lograron apagar el incendio con la ayuda de varios vehículos. El incendio se produjo en los pisos donde se encuentran la sucursal y las oficinas del banco Marfin.

Otros dos edificios públicos, una agencia impositiva y una dependencia de la prefectura de Atenas, fueron también incendiados hoy con cócteles molotov durante las manifestaciones contra el plan de austeridad anunciado por las autoridades griegas, indicaron fuentes de la policía y los bomberos.

Desde la mañana de hoy, Grecia estaba prácticamente paralizada por una huelga general, la tercera desde el mes de febrero, convocada por los sindicatos para protestar contra el plan de austeridad impuesto por el gobierno socialista de Giorgos Papandreou a cambio de una ayuda financiera de la Unión Europea y el FMI.

En este marco, los transportes aéreos, marítimos y ferroviarios están  paralizados. Y la mayoría de las escuelas y administraciones cerradas. En tanto, los bancos y las grandes empresas del sector público funcionan  con escaso personal y los hospitales garantizan sólo los servicios de urgencia.