Paggi dijo que Matías fue asesinado cuando estaba inclinado y de espaldas

El jefe de la policía bonaerense, Juan Carlos Paggi, confirmó hoy que a Matías Berardi, el joven secuestrado y hallado asesinado ayer en Campana, le efectuaron el disparo en la espalda cuando estaba en cuclillas o agachado.

“Fue de una manera realmente llamativa, el chico no tiene el más mínimo signo de defensa, fue totalmente salvaje”, expresó Paggi en diálogo con radio Milenium.

“El disparo fue uno solo y, por la trayectoria y la palabra de los peritos y médicos que fueron al lugar, evidentemente puede haber estado en cuclillas o por lo menos inclinado y en esa situación le efectúan el disparo”, añadió el jefe policial.

Paggi empleó varias veces los términos “llamativo” y “extraño” a la hora de hablar del desenlace del secuestro, ya que, aseguró, “la familia Berardi estaba dispuesta a negociar”.

“Es un crimen atípico en la medida en que no tiene explicación alguna por qué lo mataron. La familia estaba dispuesta a negociar, nosotros teníamos los mejores especialistas y la Justicia Federal desde el minuto cero estaba dirigiendo la situación y la investigación”, explicó.

“En ese orden -manifestó Paggi- se cortaron las comunicaciones, las negociaciones y luego esta lamentable noticia de que el chico había fallecido”.

“Me llamó mucho la atención el desenlace porque la familia estaba dispuesta a dar todo, es más, había un canal de negociación y de comunicación. Todo empezó con un pedido de 500 pesos, era un monto pequeño, que si hubiese sido esa la cantidad era algo que se tendría que haber resuelto en pocas horas”, expresó.

El jefe de la fuerza bonaerense dijo que ni él ni los hombres a su cargo se quedaron con esa resolución y que comenzaron a trabajar para esclarecer el crimen.

“Ya tenemos cuatro personas puestas a disposición de la Justicia y, con las pruebas que hemos colectado, creo que amerita que la Justicia resuelva la situación procesal de cada uno”, dijo Paggi, quien detalló que se trata de hombres y mujeres que se sospecha estuvieron vinculados al secuestro y crimen del adolescente.

“Esto no va a quedar impune (…) hubiese deseado que la noticia fuera otra y estábamos trabajando para eso, lamentablemente a estos irracionales, salvajes, uno no les encuentra explicación”, agregó.

Paggi dijo que para lograr el arresto de los cuatro sospechosos los investigadores se basaron en análisis de comunicaciones y en datos aportados por la ciudadanía a la central 911.

“Hubo un muchas tareas mientras Matías estaba privado de su libertad, algunas personas tuvieron la valentía de llamar al 911 y dieron detalles que nos permitieron llevar adelante algunas diligencias. La policía científica está realizando tareas en el lugar donde fue encontrado Matías”, concluyó el jefe policial.