Ordenan nueva indagatoria por la investigación del secuestro de Mauricio Macri en 1991

El juez de instrucción Ernesto Botto citó a declaración indagatoria a un ex secretario judicial acusado de “partícipe necesario” en las torturas que sufrieron ex policías federales para que confesaran la autoría del secuestro del actual jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, en 1991.

Botto convocó a indagatoria para mañana a las 10 a Eduardo Albano Larrea, ex titular de la secretaría 145 del juzgado de Instrucción número 25, que para la época en que fue secuestrado Macri estaba a cargo del juez Nerio Bonifati.

Allí tramitó inicialmente la causa por el secuestro extorsivo del actual jefe de gobierno, por la que permanecieron en prisión durante más de una década un grupo de policías supuestos integrantes de una denominada “banda de los Comisarios”, a quienes se les achacaba el delito.

Pero la Cámara Federal anuló toda la causa después de comprobar que las confesiones habían sido obtenidas bajo torturas, sobreseyó a los acusados y ordenó investigar a otros policías que habían estado a cargo de la investigación y presuntamente aplicaron los tormentos a sus colegas.

En esa causa están procesados y en camino a juicio oral ante el Tribunal número 19 los ex comisarios Carlos Sablich, Carlos Gutiérrez y Alberto Armentano, y el ex suboficial mayor Julio Roberto Ontivero.

En la causa habían sido sobreseídos el ex secretario Larrea y el comisario mayor Gustavo Adolfo Storni, pasado a disponibilidad poco después de que asumiera Nilda Garré en el Ministerio de Seguridad.

La medida fue revocada a fines del año pasado por la Sala Cuarta de la Cámara Nacional de Casación Penal, que de esa manera abrió la posibilidad de que los imputados por las torturas a policías para que confesaran el secuestro de Macri se amplíen por lo menos con otros dos nombres.

La Argentina ya fue condenada por la Corte Interamericana de Derechos Humanos por los tormentos que sufrieron los policías que pasaron hasta 13 años en la cárcel.