Macri responsabilizó al gobierno por eventuales hechos de inseguridad en “escuelas y hospitales”

El jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, responsabilizó hoy a la administración nacional por eventuales hechos de inseguridad en “puntos sensibles” de la Capital como “escuelas y hospitales”, al criticar que haya retirado a 1.200 efectivos de la Federal que custodiaban edificios públicos.

En esa línea, advirtió que resulta “imposible” cubrir los lugares que vigilaban esos agentes con los “2.000 policías” de la Metropolitana y recordó que el gobierno kirchnerista destina “más de 20.000 efectivos” a la ciudad, para graficar la diferencia de disponibilidad de agentes en cada fuerza.

“Dicen que es mejor que estén en las calles en vez de cuidar escuelas y hospitales”, se quejó Macri al resaltar que esos inmuebles “son puntos sensibles que necesitan un cuidado especial”.

Advirtió en ese sentido que la “responsabilidad” ante eventuales hechos de inseguridad “es de ellos”, por las principales autoridades del gobierno nacional.

El mandatario porteño cuestionó así la partida de 1.200 efectivos de la Federal de 114 edificios públicos de la Capital en los que cumplían servicios adicionales, ordenada por la ministra de Seguridad, Nilda Garré.

La funcionaria justificó la medida -que comenzó a regir desde la 0 de hoy- al expresar que los 1.200 policías son necesarios “para reforzar las comisarías y las tareas de calle”.

Además, Garré consideró que permitirá “optimizar las tareas de prevención y lucha concreta contra el delito”.

“No hay manera física”, respondió Macri al ser consultado hoy sobre si puede reasignar destinos de los agentes de la Metropolitana para cubrir los lugares que quedaron sin la custodia de la Policía Federal.

Luego, volvió a criticar a algunos funcionarios nacionales que le “dicen todo el tiempo” a través de los medios de comunicación que apele a efectivos de la fuerza local para brindar seguridad en determinados sitios. “Esta gente sigue buscando engañar con lo de la Metropolitana”, acusó el jefe de gobierno porteño en declaraciones a radio Continental.

“No puedo reemplazar con 2.000 personas lo que hacen más de 20.000”, se quejó al comparar la cantidad de policías de la fuerza de seguridad local con los destinados por la administración kirchnerista a la Capital Federal. Macri agregó que resulta “imposible” reemplazar a los agentes que brindaban servicios adicionales porque “no hay manera física”, ya que “la matemática es cruel”.

Por último, defendió “la deuda” monetaria que mantiene el Estado porteño con el nacional por los servicios adicionales de la Federal al argumentar que “no hay ninguna diferencia” con la que tiene la Comuna con sus “otros proveedores”.