Macri: “iré en el lugar que me toque, si se produjese un gran acuerdo. No soy un obstáculo”

El jefe de Gobierno porteño y precandidato presidencial, Mauricio Macri, aseguró hoy que ocupará “el lugar” que le “toque” si se produce “un gran acuerdo” entre las distintas fuerzas políticas de la oposición, y aunque ratificó su postulación, afirmó que no es “un obstáculo” para que se concrete un frente contra el kirchnerismo.

“Uno se sienta en una mesa con generosidad, demostrando amor por la patria y el suficiente desapego como para decir ‘me siento en igualdad de condiciones'”, indicó el funcionario, quien ayer convocó a la oposición a debatir una agenda en común de cara a las elecciones presidenciales del 23 de octubre.

En declaraciones a radio Mitre, Macri remarcó que “yo trabajo para mi candidatura presidencial”, pero precisó que “no soy un obstáculo para ningún tipo de acuerdo. Yo iré en el lugar que me toque, si se produjese un gran acuerdo”.

“Acá claramente tenemos una responsabilidad aquellos que representamos, con distintas variantes, a más del 60 por ciento de los argentinos que están a favor de un cambio y quieren ver si va a haber gobernabilidad del lado no kirchnerista”, indicó.

Según Macri, “uno se sienta en una mesa con generosidad, demostrando amor por la patria y el suficiente desapego como para decir ‘me siento en igualdad de condiciones'”.

“A la vez, reitero que me siento en el mejor momento para liderar una propuesta, pero no es condición para sentarme en esa mesa reconocer que el candidato sea uno”, aseveró.

En ese sentido, señaló que “vamos todos en igualdad de condiciones a acordar estos ejes fundamentales que están siempre en la propuesta de todos: qué hacemos con la educación, con el trabajo, con la seguridad, la pobreza, la infraestructura y un pacto fiscal para que el país vuelva a ser más federal”.

Cuando se le refirió que dirigentes como Elisa Carrió o Fernando “Pino” Solanas rechazaron su invitación, contestó: “Hay que seguir intentando encontrar el vínculo”.

“Hay que ser capaces de mostrar que tenemos capacidad de diálogo y convivencia. Cualquier sector no kirchnerista que gane, va a tener un apoyo, un acompañamiento para gobernar en estas políticas, de acuerdo con lo que hemos hablado. Tenemos que hacer el esfuerzo”, opinó.

Para Macri, “no podemos criticar al kirchnerismo desde hace diez años por su intolerancia, su intransigencia, su vocación por la confrontación permanente y nosotros no hacer nada distinto”.