Silvio Berlusconi comparece ante la justicia por primera vez en ocho años

El jefe del gobierno italiano entró directamente en coche en el recinto del Palacio de Justicia, con su escolta, para dirigirse a la oficina de un juez de audiencias preliminares.

El primer mandatario denunció, en una llamada telefónica a una de sus cadenas privadas, “acusaciones ridículas y sin fundamento”.

El jefe del gobierno italiano Silvio Berlusconi compareció ante la justicia en Milán (norte) por primera vez en ocho años, con motivo de una de las audiencias preliminares que decidirán si se le juzga por presunto fraude fiscal y abuso de confianza, constató la AFP.

Berlusconi entró directamente en coche en el recinto del Palacio de Justicia, con su escolta, para dirigirse a la oficina de un juez de audiencias preliminares, en la séptima planta del imponente edificio.

Esta audiencia preliminar, la primera de una serie de cuatro o cinco, servirá para decidir si es juzgado o no por fraude fiscal y abuso de confianza por la compra indebida de derechos televisivos por parte de Mediatrade-RTI, una compañía de su emporio, a la Paramount y a otras empresas estadounidenses.

En el exterior del edificio lo esperaban numerosas cámaras de televisión y una treintena de militantes de su partido Pueblo de la Libertad (PDL).

Los activistas sostenían banderolas en las que podía leerse: “la política en las urnas, no en los tribunales”, “la justicia no existe donde no hay libertad” o “Silvio debes resistir, resistir, resistir”.

La audiencia se celebrará a puertas cerradas.

Antes de acudir al tribunal, el jefe del gobierno denunció, en una llamada telefónica a una de sus cadenas privadas, “acusaciones ridículas y sin fundamento”.

Arremetió también contra sus adversarios de la oposición de izquierda, afirmando que en “Italia, el comunismo no ha cambiado nunca: todavía hay personas que utilizan el código penal como instrumento de lucha ideológica”.