El gobierno bonaerense aspira a tener 4.000 policías más en la calle este año

Así lo aseguró esta mañana el ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Ricardo Casal, quien explicó que se “están buscando los roles adecuados para los policías”. La semana pasada el Ejecutivo que conduce Daniel Scioli dispuso que 2.000 civiles asuman tareas administrativas en comisarías para disponer de más efectivos en las calles.

“Este año, si las cosas se dan, tenemos 1.500 inscriptos en las escuelas de policía, mas los 2.000 (que serán reemplazados por civiles) más otros 500 que estamos recuperando, con lo que aspiramos a llegar a 4.000 policías más en la calle”, expresó Casal en diálogo con Radio 10.

El ministro explicó que en las reuniones del Consejo de Seguridad provincial se habían impuesto como objetivo la incorporación a la fuerza de 2.000 policías por año, y se mostró optimista con poder -durante el 2011- duplicar esa cantidad.

Sobre la incorporación de civiles a la institución, Casal expresó que “es una parte más de la profundización lanzada en julio pasado por el gobernador, mostrando los roles adecuados para la policía y ubicando a los policías de seguridad donde deben estar, que es en la prevención de la seguridad ciudadana”.

“A todos los policías que están cumpliendo tareas que no son de seguridad, sino administrativas o judiciales, se los va a ir sustituyendo”, agregó.

El ministro detalló que ya “se han reemplazado a unos 800 policías y ahora se hizo una convocatoria aún mayor, con policías del cuerpo administrativo para que reemplacen a quienes atienden los teléfonos en las comisarías o llevan papeles a los tribunales y demás actividades burocráticas propias de la policía”.

“Se está cumpliendo y esperamos que la inscripción sea conforme a los niveles que viene mostrando y que a partir del mes que viene estén todos trabajando”, concluyó.