Denuncian que son cinco los prostíbulos que funcionan en departamentos de Zaffaroni. El juez de la Corte Suprema hizo su descargo

La Fundación La Alameda denunció ayer penalmente y pidió el juicio político del juez de la Corte Suprema de Justicia, Raúl Zaffaroni, por su presunta vinculación con cinco departamentos -que serían de su propiedad y fueron cedidos en alquiler- en los que funcionarían prostíbulos.

La denuncia fue presentada ante la Procuración General de la Nación. La Alameda precisó que la presentación es una ampliación de una causa promovida en diciembre de 2009 sobre “una extensa nómina de locales” que formarían parte de una “red de prostitución y sus eventuales cómplices y encubridores”. Vera aseguró que “son cinco los departamentos del magistrado y funcionan como prostíbulos por cuenta ajena. En todos ellos trabajan migrantes muy jóvenes, paraguayas y dominicanas en la mayoría de los casos. Todos publican avisos en los diarios y en páginas web”, sostuvo ante Radio 10.

En tanto, Zaffaroni ratificó: “Yo no firmo los contratos ni conozco a mis inquilinos; no puedo ocuparme de la administración de mis 15 propiedades, de modo que puede ser. Aunque a mí no me consta, puede suceder”. Dijo que dio instrucciones “al consorcio” para el desalojo.

La denuncia le atribuye al juez la autoría o la participación en el delito previsto y reprimido en el artículo 17 de la ley 12.331, conocida como “Ley de Profilaxis”. Ese artículo se refiere a las “casas de tolerancia” y establece que “serán castigados con una multa de 12.500 a 25.000 pesos” (unos 3.000 a 6.000 dólares) quienes las exploten, y añade que “en caso de reincidencia sufrirán prisión de uno a tres años, la que no podrá aplicarse en calidad de condicional”.