Venezuela celebró su bicentenario con la presencia ‘virtual’ de Chávez a través de la TV y la web

Venezuela celebró ayer el bicentenario de de la declaración de su independencia con un fastuoso desfile militar y múltiples festejos en Caracas, pero sumida en la incertidumbre política debido a la enfermedad del presidente Hugo Chávez, que se recupera de un cáncer.

Chávez no acudió al desfile cívico-militaren el Paseo de Los Próceres, que era acto central de la celebración, y sólo saludó a los asistentes al evento a través de un mensaje televisado que fue transmitido desde uno de los salones del palacio presidencial.

“Aquí estoy en recuperación”, dijo el mandatario, de 56 años, vestido de traje y acompañado del alto mando militar, desde el salón Simón Bolívar del palacio de Miraflores, al autorizar el inicio del desfile. “Aquí vamos, viviremos y venceremos. Ese es el inicio del retorno. No sólo es el retorno de Chávez, es el retorno de la patria plena, de la independencia plena… Viviremos y venceremos, el retorno para siempre”, afirmó.

El gobernante regresó la víspera de Cuba, donde permaneció desde el 8 de junio y donde fue operado dos veces, la segunda para extirparle un tumor canceroso en la pelvis.

El discurso del gobernante fue transmitido en cadena de televisión, que dividió la pantalla en dos para mostrar de un lado a Chávez en el palacio, y del otro, a un alto oficial que desde un tanque aguardó la autorización presidencial para comenzar el desfile donde fueron exhibidos algunos de los armamentos que Venezuela ha comprado a Rusia y China.

Los gobernantes de Uruguay, Paraguay y Bolivia, José Mujica, Fernando Lugo y Evo Morales, asistieron al acto y luego se reunieron Chávez en el palacio presidencial. El canciller venezolano, Nicolás Maduro, declaró a periodistas que “la reunión fue encantadora”, y que Chávez está “muy emocionado y trabajando”.

La conmemoración del Bicentenario se inició en la Asamblea Nacional con la apertura del arca que contiene la acta de la independencia, en un acto encabezado por el vicepresidente Elías Jaua.