Una cena con problemas

El ministro de economía, Amado Bodou, y su novia, la pelirroja ex C5N y ahora CN23, cenaban en Grappa, restó de Palermo Hollywood. Desde las mesas vecinas podía verse que hacía una hora que discutían y todavía no habían pedido la comida. Ella reprochaba y el decía que todo era mentira. Estaríamos frente a un nuevo caso Forlán-Zaira Nara? No, no se trataba de amor ni de contratos prenupciales. El joven mimado de la presidenta le aseguraba a su novia que los datos del IPC del Congreso eran todas mentiras y que la inflación de mayo había sido 0,8%. Antes de llamar finalmente al mozo la bella periodista le dijo: “…dame tiempo para creerte…”.