Un chico de 17 años está grave tras una pelea en San Miguel: le pegaron y lo atropellaron con un auto

Un chico de 17 años está grave tras una pelea en San Miguel: le pegaron y lo atropellaron con un auto

Un adolescente de 17 años permanecía internado en grave estado como consecuencia de haber sido golpeado con un caño y atropellado con un auto por vecinos con los que mantuvo una pelea en el distrito bonaerense de San Miguel.

El episodio, que se conoció en las últimas horas, se produjo en la madrugada del 4 de mayo cuando el menor, llamado Ángel Alan Tomás Pereyra, después de salir de una fiesta, se encontró con dos vecinos en Balcarce y Callao, de esa zona del noroeste del Gran Buenos Aires. 

En ese momento se produjo una discusión y uno de los contendientes le pegó un golpe con un trozo de caño al joven, por lo que éste terminó derribado.  En ese momento, la agresión continuó cuando lo pisaron al joven con una camioneta. 

El chico, con graves traumatismos, fue llevado al Hospital Larcade, donde quedó internado en terapia intensiva.

Uno de los amigos del adolescente relató que la pelea habría comenzado cuando le pidió a un vecino un trago. 

“Salimos de una fiesta, nos cruzamos con un vecino con el que siempre hablábamos, Alan le pidió un trago y comenzaron a discutir”, contaron los allegados al portal Diario Efecto. 

“Como Alan iba ganando en la pelea, el hermano de ´Toti´ -uno de los presuntos agresores-, salió con un caño de gas y empezaron a pegarle”, agregó. 

Aseguró que uno de los agresores se subió al auto, persiguió al chico y tras derribarlo, lo pisó en carias oportunidades. 

El padre del joven, aseguró que por el momento no le quisieron tomar la denuncia, tanto en la fiscalía como en la comisaría.

En tanto, comentó que su hijo tiene el cerebro muy inflamado por lo que le tienen que drenar líquido. “Quiero que se haga justicia y que paguen quienes tengan que pagar, la madre está sufriendo”, comentó el hombre, quien también indicó que su hijo se ganaba la vida con “changas” en la construcción.