Un café polémico

Gran revuelo causó el encuentro en un café cordobés entre Mauricio Macri y Oscar Aguad. Allegados a ambos difundieron la versión de que son amigos desde que compartían su actividad en la Cámara de Diputados de la Nación y que el Jefe de Gobierno porteño quería interiorizarse de la realidad de la provincia mediterránea.

A pesar de esta versión oficial, en diarios y portales de noticias los análisis apuntaron a que Aguad estaría mediando para un posible acuerdo entre el PRO y la UCR a nivel nacional.

Dicen que en realidad, el diputado radical estaría negociando que Macri baje la candidatura de Mondino a gobernador de Córdoba a cambio de sumarlo a su formula como candidato a vicegobernador y no dividir votos en la próxima elección, única manera de acercarse un poco y aspirar a pelearle al oficialismo la conducción de la provincia.

El mayor problema, parece, no sería Mondino, sino los radicales cordobeses…