Tiroteo, persecución y muerte en el barrio de once: ladrón se suicidó. Dos transeúntes heridos

Un delincuente se suicidó y dos hombres que estaban caminando por el barrio de Once terminaron baleados en medio de un tiroteo, cuando policías perseguían a ladrones que habían tratado de cometer un asalto.

El delincuente se pegó un tiro cuando se vio cercado por la policía, mientras que uno de sus cómplices fue detenido y el tercero alcanzó a escapar.

En tanto, los heridos fueron un chofer de colectivos que caminaba con su hija de cinco años, y un joven de 24 que había estado haciendo compras, quienes quedaron internados en el Hospital Ramos Mejía fuera de peligro.

Fuentes policiales informaron que el episodio comenzó a las 14 de ayer, cuando tres delincuentes se disponían a robar un garage sobre la calle Jean Jeaures y Perón, a 300 metros de la estación ferroviaria de Once y en pleno centro comercial donde circulan cientos de personas.

Los voceros explicaron que dos suboficiales de la comisaría séptima que recorrían la zona en bicicletas para prevenir delitos notaron la actitud sospechosa de los tres sujetos, que estaban a bordo de una camioneta Peugeot Partner color blanco. Cuando los agentes se acercaron para identificarlos, dos de los ocupantes del vehículo comenzaron a caminar sobre la calle Jean Jeaures, mientras que el chofer de la Partner se quedó al frente de la camioneta.

Pero al caminar unos 30 metros, los dos sujetos que iban a pie extrajeron armas de fuego que llevaban debajo de la ropa y atacaron a balazos a los policías y comenzaron a correr en sentido hacia la calle Sarmiento. En ese momento se origino un intercambio de disparos entre los malhechores y los suboficiales en el cual fueron disparados unos 25 balazos, que terminó cuando los maleantes llegaron hasta Sarmiento y Ecuador, donde uno de ellos intentó asaltar a un automovilista para continuar la fuga en coche pero fue encerrado por los agentes.

Al advertir que ya no podía seguir con la huída, el delincuente se colocó su revolver calibre 32 en la boca y se suicidó de un disparo. Por su parte, el otro sujeto intentó escapar corriendo pero en ese momento fue capturado y arrestado a los 50 metros. En tanto, el tercer delincuente, que había quedado a bordo de la camioneta Partner en la esquina de Jean Jaures y Perón, logró escapar en el vehículo. Las fuentes indicaron que en el cruce de balas que se sucedió durante la persecución, un joven de 30 años cayó herido con un balazo en el pecho y otro de 24 con un disparo en una pierna.

Una de las víctima fue un colectivero llamado Gastón, que estaba caminado junto a su hija de cinco años por la calle Jean Jeaures rumbo al shopping Abasto.

El hombre había llegado momentos antes de conducir un micro de la empresa Macedra que venía desde Entre Ríos con un grupo de personas que se encontraban de vacaciones en Buenos Aires y estaban visitando la zona comercial de Once.

Fue así que, tal como lo hace habitualmente, junto a un compañero, dejó su micro en un garage de la calle Sarmiento al 2900 hasta la hora en que tuviera que pasar a buscar a los turistas.

Cuando estaba caminando, el joven recibió el balazo en el pecho, tras lo cual, auxiliado por su compañero de trabajo, caminó hasta el garage donde había dejado el micro estacionado. Minutos más tarde, la víctima fue llevada por una ambulancia del SAME al hospital Ramos Mejía, donde quedó internado fuera de peligro.

El otro transeúnte baleado fue un joven de 24 años, quien pasaba caminando hacia la avenida Rivadavia luego de comprar en un negocio de la zona.

Este muchacho también quedó en medio de la balacera y fue herido en la pierna derecha, por lo que también fue hospitalizado fuera de peligro.

Más tarde, los peritos de la Gendarmería Nacional arribaron a la escena del hecho para el levantamiento de rastros y determinar si los balazos que hirieron a los transeúntes fueron disparados por la policía o por los delincuentes.