Spaccavento intenta llevar tranquilidad a pacientes, pero insiste en que “hospitales estan muy mal”

El funcionario del Ministerio de Salud nacional Donato Spaccavento intentó hoy llevar tranquilidad a los pacientes que se atienden en los hospitales públicos porteños, al señalar que los médicos “son gente muy entrenada y responsable”, pero ratificó su denuncia de que esos centros de salud “están muy mal”.

El ex director del Hospital Argerich, quien ayer reveló que el ex presidente Néstor Kirchner no fue asistido en ese establecimiento público de su complicación cerebrovascular porque no reunía las condiciones necesarias, afirmó a radio Mitre que habla de esta situación “no para producirle un daño político a nadie, sino para que se corrijan” las deficiencias.

“No hay ningún tipo de resentimiento de mi parte, quiero un sistema de salud publico gratuito en todo el país que esté en condiciones de ser como el 2001 y 2002, cuando la gente acudió masivamente a los hospitales públicos”, manifestó Spaccavento, quien dijo querer “llevar tranquilidad a los pacientes” porque “los médicos no van a empezar una operación si no constatan ellos que no tienen todos los recursos”.