“Soy inocente; me hicieron una cama”, dice el acusado de balear a Carolina

Está detenido acusado de ser quien baleó salvajemente a Carolina Píparo cuando ya estaba tirada en el piso, después de que le robaran el dinero que había sacado de un banco. Ahora, Carlos Burgos rompió el silencio y salió a afirmar que es inocente, que no estuvo aquel día en el lugar donde se produjeron los hechos y que está preso porque -según su teoría- la Policía le hizo “una cama”.

Burgos, además, aseguró que quiere que Carolina “se recupere y salga adelante”, e incluso dijo que estaría dispuesto a donar uno de sus órganos si fuera necesario. “Yo quiero que se recupere Carolina. Si le tengo que dar algo mío se lo voy a dar. Un órgano o lo que se sea, se lo voy a dar”, dijo el joven detenido.

En declaraciones al canal TN, Burgos señaló que no estuvo en el lugar donde Carolina fue asaltada y baleada, y se mostró convencido de que en algún momento le van a tener que pedir “disculpas” por lo que está viviendo.

“Yo sé que soy inocente y se va a comprobar. Me van a tener que dar una disculpa, porque a mi me escracharon en todos lados. Yo para todos soy el autor del disparo, pero nunca participé, nunca estuve en el hecho. Más de uno me va a tener que pedir disculpas”, sostuvo Burgos, hijo de un hombre que está detenido acusado de haber integrado una banda que cometía “salideras” bancarias.

En ese sentido, Burgos reconoció que cometió distintos hechos delictivos, pero dijo que fueron “robos calificados, donde no hubo violencia”, y enseguida agregó: “No tengo ningún homicidio”.