Rodriguez Larreta advierte que la ciudad “no tiene plan B” y responsabiliza a la Nación por eventual violencia

El jefe de Gabinete porteño, Horacio Rodríguez Larreta, advirtió hoy que la Ciudad “no tiene un plan B” frente a la decisión de retirar a la Policía Federal de hospitales, escuelas y otros espacios públicos, e hizo “responsable” al Gobierno nacional de “cualquier incidente, delito o violencia” que pudiera producirse en esos lugares.

“En esto no hay Plan B: la seguridad de la ciudad de Buenos Aires es responsabilidad de la Policía Federal. En todo caso los que debieran presentar un plan alternativo son ellos”, alertó el funcionario y explicó que la Policía Metropolitana no tiene la cantidad suficiente de efectivos para paliar esta situación que, se quejó, se “anunció de un día para el otro”.

En declaraciones a radio Mitre, Rodríguez Larreta acusó al Gobierno nacional de “falta de cariño a los porteños” y, tras pedirle que “revierta” esa determinación, ratificó que desde la Ciudad “vamos a intentar el diálogo hoy mismo” con las autoridades para que la Casa Rosada “entre en razones”.

El funcionario de la administración que encabeza Mauricio Macri reiteró que “nosotros no tenemos Plan B, no hay efectivos de la Metropolitana, no alcanzan, no hay cantidad” suficiente para reemplazar el servicio que cumple la Federal y añadió que “formar nuevos policías lleva mucho tiempo”.

En este punto, Rodríguez Larreta avisó que “vamos a hacer responsable al Gobierno nacional de cualquier incidente, delito o situación de violencia que pudiera suceder en esos lugares (que quedaron sin custodia de la Federal)”.

Con todo, el jefe de Gabinete del Ejecutivo porteño dijo querer ser “optimista” y, en tal sentido, reiteró que “vamos a agotar hasta el último minuto la posibilidad de diálogo” con la Nación para que revea esta decisión. Rodríguez Larreta señaló que si bien la Policía Federal “históricamente” cobra un adicional para custodiar determinados establecimientos de la Capital Federal, la medida dispuesta por la ministra de Seguridad, Nilda Garré, es ajena a “un tema de plata”.

“El gobierno porteño le paga un adicional, lo cual es discutible porque estamos pagando por hacer una función que la Policía Federal tiene que hacer, que es cuidar la ciudad de Buenos Aires, pero históricamente fue así y nosotros mantuvimos ese sistema”, explicitó.

Sin embargo, reiteró que “en ningún momento Garré dijo que esto era por un problema de plata” y, además, la Ciudad no tiene “deudas” por este servicio.

“Esta es una decisión política del Gobierno nacional de dejar sin seguridad a escuelas, hospitales o paradores donde va gente con problemas de adicciones o gente de la calle a pasar la noche”, puntualizó.

El funcionario macrista resaltó: “A mí me preocupa el tema en las escuelas y hospitales, en esos casos no puede haber discusión alguna de que necesitan seguridad; y no estamos hablando de un policía en cada una de las escuelas de la Ciudad, sino de las escuelas donde ya ha habido situaciones de delitos, de violencia, cercanas a los lugares considerados peligrosos”, aclaró.