Alfonsín recibió el alta médica y retomara la campaña el jueves porque “es nuestra responsabilidad”

El candidato a presidente por la Udeso, Ricardo Alfonsín, recibió hoy el alta médica tras una internación por una bronquitis aguda y confirmó que el próximo jueves retomará sus actividades proselitistas para el segundo tramo de la campaña hacia los comicios nacionales.

Al abandonar la clínica Bazterrica, Alfonsín agradeció a la presidenta Cristina Fernández el interés que demostró por su estado de salud y, en tono de broma, señaló que ya está “en condiciones de hacer desarreglos de nuevo”. Luego, más serio, el postulante a la Casa Rosada aseguró: “Me tengo que cuidar”.

Alfonsín confirmó que el jueves próximo volverá a la actividad proselitista con una reunión del Comité Federal del radicalismo y un viaje a Tucumán para respaldar al candidato José Cano, hacia los comicios provinciales del domingo.

“Vamos a retomar la campaña porque es nuestra responsabilidad, nuestra obligación hacer conocer nuestras ideas y propuestas y que la gente decida”, remarcó.

El legislador nacional fue internado ayer en el sanatorio, ubicado en Juncal y Billinghurst, a raíz de una afección pulmonar que contrajo por las inclemencias del tiempo y la exigente actividad con vistas a las elecciones.

“En las campañas siempre uno se agarra problemas respiratorios o digestivos, por el frío o la comida”, resumió el propio dirigente. Alfonsín agradeció tanto los llamados que recibió de la primera mandataria y de referentes políticos para preguntar por su evolución, como la visita que le hizo al sanatorio su socio político, el candidato a gobernador bonaerense de Udeso, Francisco de Narváez.

“La Presidenta no habló conmigo pero llamó a mi oficina, le agradezco mucho. Yo en ese momento estaba descansando, (el llamado) lo recibió mi mujer”, señaló.

El aspirante presidencial puntualizó que una gripe que contrajo durante sus recorridas por diversos puntos del país “se transformó en una bronquitis, una suerte de neumonía”.

“Durante toda la campaña, que no fue muy larga, no teníamos mucho tiempo de cuidarnos, había que combinar la salud con la tarea política”, precisó.

Alfonsín expresó que descansará todo el día de mañana para terminar de recuperarse. “El jueves empezamos otra vez la actividad en Tucumán, en Capital y nos vamos al resto de las provincias”, añadió.

“Salí en atención a ustedes, los médicos me van a matar”, dijo, para concluir su diálogo con los periodistas que cubrían la información.

Por la mañana, el titular de la UCR bonaerense, Miguel Bazze, comentó que el diputado nacional estaba “muy bien de ánimo” y que incluso ayer convocó a sus colaboradores partidarios a la clínica donde estuvo internado hasta hoy.

Bazze señaló que la reunión del Comité Federal del partido será clausurada con un discurso de Alfonsín.

Luego, indicó que el postulante presidencial proseguirá con recorridas por todo el país “con mucho entusiasmo, ganas y fuerza”.

En ese marco, reconoció que tanto Alfonsín como De Narváez deberán fortalecer su imagen de ser “una alternativa confiable para la sociedad”, tras el categórico 50 por ciento que cosechó la jefa de Estado en las primarias del pasado 14 de agosto.