Revocaron los sobreseimientos en la causa por el derrumbe en el boliche Beara

La Cámara del Crimen dictó este lunes la anulación de los sobreseimientos dictados a favor de dos exfuncionarios porteños por el derrumbe en el boliche de Palermo, en el que murieron dos personas y 14 resultaron heridas en septiembre de 2010.

De esta manera, la Sala Séptima del Tribunal decidió dar un lugar a un pedido realizado por el fiscal Andrés Madrea para seguir investigando al ex director de Habilitaciones y Permisos, Martín Farrell, y al ex titular de Habilitaciones Especiales, Pablo Saikauskas. Esta resolución deja sin efecto lo dictado por la jueza Alicia Lermini, quien había establecido la desvinculación de los funcionarios y el cierre del caso. La Cámara también ordenó que se profundizara la investigación sobre los empresarios a cargo del boliche por el supuesto delito de ¨cohecho¨, para conseguir la habilitación del lugar.

Además, se indagará, junto a Farrel y a Saikauskas, al jefe del Departamento Esparcimiento, Norberto Cassano; al inspector que habría firmado la habilitación, Carlos Mustapich;  al arquitecto encargado en verificaciones y habilitaciones, Isaac Rasdolsky y a Gustavo Amarú, quien habría avalado la construcción colapsada. También se investigará a los ¨gestores¨ de las habilitaciones, Leandro Camani y Matías Luis Pantarotto. A causa del derrumbe, murieron Ariana Beatriz Lizárraga, de 21 años, y Paula Leticia Provedo, de 20, mientras que otras 14 personas sufrieron heridas graves.