Repsol tomó el control de otro 6% de YPF tras confirmar que Eskenazi no pagó lo que debía

El grupo español ha pasado a tener los derechos políticos de otro 6 % del capital de YPF, al quedarse con parte de las acciones que el Grupo Petersen, de la familia Eskenazi, estaba pagando en cuotas como garantía de los préstamos con los que había entrado en la empresa argentina.

Según los españoles, el grupo Petersen incumplió con los pagos de la deuda con la que había ampliado su participación en la petrolera, por lo que debe devolver títulos que tenía en garantía. De esta forma, la multinacional española suma ya un 12 % en el accionariado de la empresa argentina, luego de que el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner expropiase a Repsol el 51 % de sus acciones en YPF.

Según comunicó este jueves el presidente de Repsol, Antonio Brufau, durante la Junta General de Accionistas del Grupo español que se celebró en Madrid, el Grupo Petersen ya fue notificado de que, por la no cancelación de la deuda que contrajo para ampliar su participación en la petrolera, una parte de sus acciones –el 6% del total de la compañía- volverán a manos de los hasta hace poco accionistas mayoritarios.