Peritos aseguran que el avión de Sol que se estrelló en mayo “no se encontraba en condición aeronavegable”

Un informe preliminar de la Junta de Investigadores de Accidentes de la Aviación Civil, entregado al juez federal de Bariloche, Leónidas Moldes, asegura que el accidente del avión de Sol, ocurrido en mayo pasado en Río Negro y por el que murieron 22 personas, tuvo como principal causa el engelamiento de la aeronave, aunque también destaca “probables errores del piloto” y que la unidad “no se encontraba aeronavegable”.

Para los expertos, el Saab 340 que volaba con rumbo a Comodoro Rivadavia sufrió un engelamiento severo “con entrada en pérdida de sustentación y pérdida de control de la misma”. Y agregaron que el piloto “probablemente no habría realizado una adecuada planificación de vuelo al no haber analizado profundamente la información de la condiciones meteorológicas y sus alternativas”.

Según el documento, además, la decisión de descender la aeronave “agravó la situación, al acercarse más a la isoterma de cero grados, no considerando la opción de alternativas de cambio de ruta”. Respecto a la labor de la tripulación durante el vuelo, se especula con una “probable complacencia” y una “probable pérdida de conciencia situacional”.

“No siendo causa del accidente, la aeronave no se encontraba en condición aeronavegable para realizar el vuelo, por no haberse cumplido previamente con dos inspecciones obligatorias de la hélice de la misma”, agrega el informe de los peritos.