Sacaron el último barco abandonado del Riachuelo y prometen sanearlo en seis años. La Corte haría una ‘inspección judicial’

Finalmente ayer martes consiguieron sacar del Riachuelo el último barco abandonado en la zona comprendida entre los puentes Avellaneda y Pueyrredón. Se trata del buque DG-28 el cual fue extraído por la Prefectura Naval del lugar donde había permanecido amarrado durante años.

A pocos metros del lugar estuvo la ministra de Seguridad, Nilda Garré quien precisó que “ya se han retirado 57 buques, y lo mejor de todo es vivir este momento histórico, viendo que los chiquitos de la zona, que tuvieron problemas por la contaminación de esta porquería, ya no van a seguir sufriendo ese daño”.

Por su parte, el secretario de Medio Ambiente y titular de la Autoridad de Cuenca Matanza- Riachuelo (ACUMAR), Juan José Mussi, dijo que es muy posible que en “cinco o seis años el Riachuelo sea saneado. El que diga que tarda menos, miente”. Antes, los integrantes de la Corte Suprema seguramente realicen una “inspección judicial” en toda la cuenca de manera de analizar el proceso de saneamiento.