Misterio por el triple crimen de Ituzaingó

Los cadáveres estaban dentro de la casa. Y allí también estaban los tres hijos de la pareja asesinada, una nena de 5 años y mellizos de apenas unos meses de vida, Hoy la Policía continuaba realizando pericias en la casa de la localidad bonaerense de Ituzaingó donde fueron encontrados a última hora de anoche los cadáveres de los integrantes de una pareja y del padre de la mujer, con signos de haber sido brutalmente golpeados y también atacados con armas blancas. Todo sigue siendo un misterio.

En el lugar, durante la madrugada, también estuvo el ministro de Seguridad de la Provincia, Carlos Stornelli, mientras que personal de la Policía Científica concurrió a la vivienda en busca de rastros y otros elementos que pudieran orientar la investigación.

Voceros policiales aclararon que las víctimas no fueron atacadas a balazos -como había trascendido en un primer momento- y señalaron que los agresores las golpearon y también habrían actuado utilizando armas blancas.

Del interior de la casa donde se hallaban los tres cadáveres, fueron rescatados tres menores de edad, hijos de la pareja asesinada. La casa donde fueron hallados los cadáveres -un chalet de un barrio de clase media- está ubicada en la calle Profesor Carlos Bagnat al 1000, casi esquina Carabobo, a unas 15 cuadras de la estación de trenes de Ituizaingó, en el oeste del Gran Buenos Aires.

Según trascendió, un miembro de la Policía Federal que vive en la zona observó a última hora de anoche el portón del garaje abierto de la casa de sus vecinos y al no detectar movimientos ingresó por los techos.

En esa circunstancias encontró los cuerpos sin vida de la joven pareja al igual que el del padre de la mujer que integraba el matrimonio. Aparentemente, las tres personas recibieron golpes con un palo u otro objeto contundente.