Nuevo capítulo en la pelea comercial con China

El canciller Jorge Taiana se reunirá esta tarde con el embajador chino en Buenos Aires, Gang Zeng, para intentar destrabar el conflicto comercial iniciado cuando ese país asiático anunció que bloqueará el ingreso de aceite de soja argentino a su territorio.

La decisión china habría sido tomada en represalia contra el proteccionismo aplicado por Argentina, y provocó un gran malestar entre los empresarios exportadores locales del sector y una elevada preocupación en la Casa Rosada.

Según datos oficiales, la decisión del país asiático significaría más de 1.600 millones de dólares menos para la balanza comercial nacional y otros 620 millones de dólares menos de ingresos fiscales por retenciones.

Por ese motivo, Taiana se sentará a dialogar con el embajador chino en su despacho del piso 13 del Palacio San Martín para intentar acercar posiciones y evitar así que el conflicto comercial se agrave.

El problema para Argentina estalló cuando la agencia Xinhua, que depende directamente del Consejo de Estado de China, difundió la prohibición para las importaciones de los aceites el jueves último. “Las importaciones de aceite de soja argentino que contengan residuos de solventes con un nivel superior a 100 partes por millón están impedidos de ingresar al mercado chino”, sostuvo el cable de Xinhua.

El bloqueo que impuso el gobierno de Hu Jintao a los aceites de soja serían en represalia de las barreras aduaneras impuestas por el Ministerio de Industria y Turismo para algunos productos provenientes de China.