Noruega: multitudinario funeral para los 93 muertos en los ataques del viernes

Más de 1.000 personas se acercaron hasta la Catedral de Oslo en Noruega para rendir homenaje a las 93 víctimas que dejó el atentado del pasado sábado en esa ciudad. Las personas formaron un círculo alrededor de una masa de flores, velas y mensajes de pésame.

El atentado lo llevó a cabo el ultraderechista Anders Behring Breivik tanto en Oslo como en la isla de Utoya, lugar elegido por las juventudes del gobernante Partido Laborista para reunirse. Precisamente a unos 100 metros de la Catedral los cordones militares impiden llegar al barrio que sufrió la explosión.

Si bien el asesino reconoció su participación en ambos atentados, anunció que no admitirá su “responsabilidad penal”. En tanto, Breivik argumentó sus ataques explicando que el actual gobierno es demasiado permisivo con los inmigrantes y permite una supuesta islamización de la sociedad noruega.