Narcos mexicanos irrumpen en una fiesta y asesinan a 13 jóvenes en Ciudad Juárez

Los sicarios ingresaron a una casa en la que se desarrollaba una fiesta y sin mediar palabra abrieron fuego a mansalva. Trece jóvenes murieron y otros 15 quedaron heridos. Se desconocen los motivos directos de la matanza.

Un grupo comando llegó en dos camionetas negras de vidrios polarizados. Ingresaron a la fiesta, en la que chicos de entre 16 y los 25 años, bebían y bailaban, y realizaron más de 200 disparos en apenas dos minutos. Al llegar los primeros medios de prensa, los cuerpos de los asesinados se amontonaban en la puerta de la casa y las ambulancias no daban abasto para transportar a los heridos.

La violencia en Ciudad Juárez es común y el asesinato de jóvenes por las noches ya parece una rutina. Es la tercera matanza de este tipo – fiestas de adolescentes – en los últimos meses: en enero también murieron 15 chicos y hace tres meses, en Coahuila, una localidad cercana, fueron ejecutados 17 jóvenes de entre 20 y los 38 años de edad.

Como en aquellas otras matanzas, se desconoce aún los motivos que movieron a los narcos a organizar la masacre. El presidente, Felipe Calderón, expresó ayer sus condolencias a la familia y el “más enérgico repudio” al ataque; mientras, los gobiernos – tanto el central como el estatal – siguen sin poder controlar la violencia en Juárez.