Mucho para unos, poco para otros

Paladea, Luis D´Elia, las mieles de la venganza. Rápido de reflejos y  a contramano del todo el kirchnerismo salió a pegarle duro a Hebe de Bonafini por el escándalo de su ex protegido Sergio Schoklender. “No es para menos”, dice entre los íntimos, “a Hebe le dieron 700 palos y yo me tengo que arreglar con los míseros euros que me manda Irán y el loco de Chavez…”