Ministro porteño defiende a asesor que estuvo ligado a Bussi: “nunca ha avalado ideas represivas”

El ministro de Educación porteño, Esteban Bullrich, defendió hoy a su asesor Pablo Walter, quien fue senador nacional tucumano por el bussismo, al sostener que “nunca ha avalado ideas represivas”.

“Pablo es un asesor mío, trabajamos hace siete años con él y es una persona de mucha confianza que va a seguir trabajando conmigo”, señaló el reemplazante de Abel Posse, quien tuvo que dejar su cargo doce días después de asumir por presiones gremiales y de políticos opositores luego de polémicas declaraciones.

Consultado por radio Mitre sobre la situación de su asesor, Bullrich dijo que “nunca ha avalado ideas represivas, Pablo Walter fue senador elegido democráticamente y lo que hacía era estar en un proyecto político”.

Por su parte, desde la oposición el legislador porteño de Nuevo Encuentro, Gonzalo Ruanova, cuestionó hoy la designación de Walter al sostener que “esto es un nuevo error de la administración macrista; después de lo que pasó con Posse, Jorge ‘El Fino’ Palacios y Ciro James”.

“Después de estas experiencias se debería ser extremadamente cuidadoso con los funcionarios a designar, y Walter tuvo una actuación pública a favor del dictador Antonio Domingo Bussi a través de Fuerza Republicana, por lo cual no parece ser la persona indicada para ser el jefe de Gabinete de Educación”, recalcó Ruanova en diálogo con DyN.

El legislador le pidió a Bullrich que “revea” el nombramiento de Walter y que “se rodee de gente que tenga convicciones democráticas y virtudes más relacionadas con el diálogo y el consenso”.

Según publicó hoy el diario Página 12, Bullrich “puso a negociar con los gremios docentes a Pablo Walter, un ex diputado y senador de Fuerza Republicana, fogueado allá por el ’98 como defensor mediático del dictador Antonio Domingo Bussi”. “Egresado del Liceo Militar General Aráoz de Lamadrid, incursionaba por la entonces exitosa UCeDé -el partido del ingeniero Alvaro Alsogaray- y poco después caería seducido por otra fuerza ascendente en la provincia: el bussismo. Hizo buenas migas con el general, mejores con su hijo Ricardo y empezó su carrera. Fue concejal, diputado provincial, nacional y finalmente senador por el partido que fundó Bussi”, consignó.

Según el artículo, Walter dijo en el año ’98, cuando el entonces gobernador Bussi fue suspendido al comprobarse que había ocultado sus cuentas en el exterior en su declaración jurada: “Tenemos que terminar con todo este circo, con toda esta farsa, por el bien de esta provincia”.

Por entonces, el ahora asesor del gobierno porteño estaba al frente de la Comisión de Presupuesto de la Legislatura tucumana.