Se disparan las ventas de “merchandising” después de la agresión a Berlusconi

En Milán, hay negocios para todos los gustos. La venta de réplicas en miniatura de la catedral gótica de la ciudad, similar a la que sirvió para la agresión -el domingo pasado- por parte de un desequilibrado contra Silvio Berlusconi, batió récords de ventas esta semana en la capital de Lombardía, al norte de Italia. Y a esto se suma también el éxito de ventas de la figura con el rostro sangrante de Berlusconi, tal como apareció en las primeras páginas de la prensa de numerosos países. Esa imagen fue reproducida en miniatura y tan sólo tres días después de la agresión es exhibida en las vitrinas de Nápoles.

Con respecto a las réplicas del Duomo -similares a la que fue utilizada para agredir al premier- los vendedores callejeros dicen que son todo un éxito. Y aseguran que hay hasta quintuplicado los ingresos en estos días.

La réplica cuesta entre 6 a 10 euros, y ha sido incluida entre los regalos más curiosos para esta Navidad. Los compradores suelen ser opositores de Berlusconi, según los vendedores.

El Duomo de Milán es uno de los templos con mayores dimensiones del mundo, tiene 157 metros de largo y puede albergar a 40.000 personas en su interior. La reproducción de su forma gótica y puntiaguda, con 136 puntas

de mármol, explica la gravedad de las heridas ocasionadas al jefe de Gobierno. El líder conservador italiano, fue golpeado mientras firmaba autógrafos tras un acto político.